Depilación Definitiva

El vello no deseado es un problema muy común, los métodos de eliminación tradicionales ofrecían resultados temporales nada satisfactorios, está demostrado el éxito del láser para un tratamiento depilatorio, eficaz, rápido y seguro.

 El láser actúa por un proceso llamado “fototermólisis selectiva”, (foto: luz; termo: calor; lisis: destrucción) y selectiva porque sólo actúa si el pelo y el folículo están cargados de un pigmento llamado “melanina”. Su aplicación en los tratamientos de depilación láser tiene la habilidad de penetrar en las capas superficiales de la piel y ser absorbida por la melanina concentrada en los folículos pilosos, aumentando la temperatura de la misma, produciendo un daño térmico cuyo resultado es la eliminación paulatina del vello, pero sin causar lesiones superficiales en la piel.

Con la depilación láser, donde la aplicación se hace de manera directa sobre la piel (a diferencia del IPL cuya aplicación es post etapas), primero se rasura el vello de la zona a tratar y dependiendo del tipo de piel y del vello del paciente se ajustan los parámetros para obtener los mejores resultados.

Ventajas de la Depilación Definitiva:

  • Es el mejor método para eliminar el exceso de vello no deseado.
  • Es un tratamiento sencillo, seguro, eficaz y definitivo en la mayoría de los casos.
  • Apto para ambos sexos y a cualquier edad.
  • No daña la piel y no daña sus glándulas sebáceas, ni sudoríparas.
  • Soluciona problemas de piel como “foliculitis” y “vello encarnado”
  • Deja la piel tersa, suave y rejuvenecida por el efecto estimulante de luz sobre el colágeno.
  • En la mujer con problemas hormonales, es la mejor solución para disminuir exceso de vello, siempre y cuando esté en control hormonal.